Tratamiento para Anemia Falciforme en el Embarazo.




x más grande


Autora: Milena Fonseca Brenes

Las personas con anemia falciforme tienen una cantidad menor de glóbulos rojos. En consecuencia, pueden ser pálidas, les falta el aire y se cansan fácilmente1.
Las madres con anemia falciforme poseen una exposición mayor de sufrir complicaciones que pueden perjudicar su salud y la de sus bebés. En el embarazo, este padecimiento puede aumentar el nivel de gravedad y dolor por estar expuesta la madre a una menor cantidad de defensas.
No se recomienda el tratamiento con hidroxiurea durante el embarazo ya que puede aumentar el riesgo de defectos congénitos.6
Algunos de los riesgos para los bebés de madres que presentan este padecimiento se pueden mencionar el parto prematuro y que el bebé nazca con bajo peso. Pero de lo contrario si estas son tratadas prenatalmente y a tiempo; y cuentan con una adecuada supervisión médica durante todo el embarazo, las afectadas podrían tener un embarazo normal.
En la actualidad, se están estudiando una serie de terapias nuevas a base de medicamentos, además de la hidroxiurea, para reducir las complicaciones propias de esta enfermedad. Aparentemente, al igual que la hidroxiurea, la decitabina y el butirato (un aditivo usado en los alimentos) hacen que el organismo forme una hemoglobina (hemoglobina fetal) que el bebé produce antes de nacer. Un aumento en los niveles de la hemoglobina fetal ayuda a evitar la formación de glóbulos rojos falciformes2.
A pesar de estas alternativas de tratamientos lo primordial es tratar  y controlar los síntomas, así como valorar la frecuencia de las crisis.
Entre algunos cuidados que debe tener una mujer con Anemia Falciforme en el Embarazo se pueden citar:
  • Valoración constante con hematólogo y perinatólogo, durante la crisis.
  • Analgésicos (Acetaminofen)
  • Hidratación adecuada.
  • Dieta saludable.
  • Vitaminas Prenatales
  • Suplementos de ácido fólico (vitamina B).
La atención médica prenatal,  regular y temprana es primordial para las mujeres embarazadas que sufren este padecimiento. Una constante periodicidad en las visitas otorga un mayor control más oportuno de la enfermedad y el bienestar del feto.

Bibliografía
1.        Barron, William M. Trastornos médicos durante embarazo. Marshall D Lindheimer 3ra ed. 2001
2.    Linda Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; and Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
3.    Restrep, A.. Fundamentos de Medicina. Hematologia. Editorial. Corporación para investigaciones biológicas. Medellín. Colombia. et a. (1992). Pag. 97-101.
4.    Rodriguez, J.M. Medicina al día. Avances sobre Anemia Falciforme. Acta Medica Dominicana. Vol 20. N. 6. En: http://www.bvs.org.do/avance.htm.
5.     Rodríguez, W, y Saenz, G. R. Haplotipos de la hemoglobina S: Importancia epidemiológica, antropológica y clínica. Revista del Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos de Costa Rica(1995). Artículos de Educación continua disponible en línea. Vol 5. (GPC 1, 14-15). En: http://www.ucr.ac.cr/-gacetapc/HAPLO.htm
6.    Saénz Cantero, Dra. Viviana. Anemia aplásica y embarazo. Hospital general Docente Enrique Cabrera Ginecologia y Obstetrícia. Rev. 2007.
7.    Rev. chil. obstet. ginecol. v.71 n.5 Santiago  2006 . Púrpura Trombocitopénico idiopático y embarazo.
8.     Hemoglobina de células falciformes. http://www2.uah.es/biomodel/prot/sickle.htm.
9.    Anemia falciforme. Medicina>Monografías. http://www.altillo.com/medicina/monografías/alfaci.asp




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada